Como cuidar el cabello



Mantener una cabellera hermosa y bella es relativamente fácil si sigues los pasos correctos. El cabello está hecho de proteínas, por lo que llevar una alimentación sana y una buena higiene es clave para mantener una cabellera atractiva. ahora veremos algunos consejos sobre el cuidado del cabello y lo que puedes hacer en casa para tener un cabello increíblemente hermoso.

Lávate moderadamente el cabello con un champú de buena calidad. Muchas personas aseguran que lavarse el cabello con demasiada frecuencia puede resecarlo, quitarle sus aceites naturales y dañarlo. Trata de lavártelo como máximo cada 2 días o incluso 2 veces a la semana.

Prueba champús que no contengan sulfatos o parabenos. Los sulfatos son sustancias químicas que hacen que los champús hagan espuma.  Los parabenos son conservantes que causan irritación y problemas en los ojos después del uso prolongado.  Estos dos productos químicos no son saludables para ti ni para el medio ambiente, así que procura usar champús con ingredientes naturales.
Elige un champú que se adapte a tu tipo de cabello. No elijas cualquiera ya usado, sino el que le siente a tu tipo de cabello. Algunos de los tipos más habituales son los siguientes:
El cabello rizado o grueso necesita un champú que minimice el esponjado y le dé suavidad.
El cabello lacio o graso necesita un champú suave especial para lavarlo todos los días.
El cabello teñido o tratado necesita un champú que esté enriquecido con extractos o aminoácidos, ya que está principalmente dañado.
El cabello seco necesita champús con colágeno glicerina  para ayudar a restaurar un poco de la humedad del cabello.

Usa un acondicionador según tu tipo de cabello, el largo y el daño causado por los tratamientos. Como regla general, acondiciónatelo cada vez que te lo laves, aunque el cabello muy tratado o teñido probablemente necesite un poco más de cuidado que el cabello natural.
Acondiciónatelo a profundidad una vez a la semana. Usa un producto de los que venden en las tiendas o aventúrate y prueba una solución casera. El acondicionador profundo es excelente para el cabello. Lo deja suave, sano e hidratado.

Acondiciónate correctamente según tu tipo de cabello:
Cabello fino: si tienes el cabello muy lacio, prueba un tratamiento de aceite botánico antes del champú. Por ejemplo, puedes usar aceite de lavanda o de árbol de té y frotarlo debajo de las cutículas antes del champú. Enjaguar con abundante agua y aplicar el acondicionador hasta las puntas del cabello. Déjalo actuar 1 minuto antes de lavarlo.
Cabello mediano a grueso: usa uno con hidratantes naturales que sea ligero. Aplica el acondicionador por toda la cabeza y déjalo actuar de 2 a 3 minutos.

Ten cuidado con el uso de productos con demasiadas proteínas. El exceso de proteínas puede dejarte un cabello reseco y quebradizo. Como la proteína es la piedra angular de la salud del cabello, usa acondicionadores que contengan ingredientes equilibrados.

Puedes usar un serum en pequeñas cantidades para controlar el esponjado. Asegúrate de no usar demasiado y lávate el cabello una vez a la semana con un champú para limpiar profundamente para evitar la acumulación, que lo dejaría escamoso y sin brillo.


Enjuágate el cabello con vinagre antes de lavártelo con champú. Hacerlo ayudará a que se vea más brillante y limpio, además tratará la caspa. Mezcla 1 parte de vinagre (de preferencia vinagre de manzana) con 3 partes de agua tibia, luego enjuágate y lávate el cabello como de costumbre.

Hidrátate el cabello. Usa cinco aceites: aceite de almendra, de ricino, de oliva, de coco y de lavanda. Mezcla proporciones iguales de cada uno. Aplícatelo al cabello y déjalo actuar 4 horas antes de ducharte y quitarte el producto.

Deja que el cabello se seque naturalmente. Después de salir de la ducha, envuélvete el cabello con una camiseta de algodón. Las toallas están hechas de una tela muy dura y perjudicial para el cabello, la cual lo dejará esponjado y con las puntas abiertas. Evita cepillártelo mientras esté húmedo, sino terminará quebradizo y débil. Solo usa un peine de dientes anchos para desenredarte mientras esté húmedo.

Procura no usar el secador. El cabello sano no responde bien al calor, puede sufrir daños con facilidad, sobre todo de los secadores. Si tienes que usarlo, sécatelo con baja temperatura y solo dos veces por mes.
ducharte antes de ir dormir en la noche, haste en un moño hacia arriba y deja que se seque solo durante la noche. Estará seco en la mañana.

No te cepilles demasiado el cabello. Aunque necesitamos de la estimulación de los folículos y asi promover el crecimiento debe cepillar el cabello, pero el cepillado demasiado frecuente daña las hebras y causa frizz y puntas abiertas.

Después de ducharte, prueba un peine de dientes anchos. Si no, usa tus dedos.

Recorta tu cabello regularmente. La mejor forma de eliminar las puntas abiertas es ¡haciéndolo uno mismo! Toma unas tijeras de cabello y recorta las puntas abiertas aproximadamente 5 mm (1/4 pulgada) por encima de las puntas. Muchas mujeres con el cabello perfecto nunca tienen las puntas abiertas, porque tienen como prioridad cortarse el cabello o lo recortan ellas mismas cada 6 u 8 semanas.

Péinate de forma natural, así reducirás al mínimo los daños. Péinarte varias veces por semana puede dañar excesivamente y peinarlo varias veces por semana lo debilitará gravemente.
Evita hacerte un decolorado o permanente, alisarlo, rizarlo, prensarlo o teñirlo, si es posible. ¿Así que quieres salir el sábado en la noche y necesitas alisarte el cabello? Está bien. Solo asegúrate de hacerlo de vez en cuando, no permanentemente.
No usar bandas de goma elásticas para tirar o peinarte el cabello. Las bandas de goma elásticas lo enredarán y rasgarán el folículo.
Procura no hacerte peinados que tiren hacia atrás o pegados al cuero cabelludo. las trencitas pegadas al cuero cabelludo o las colas de caballo apretadas pueden causar daños en las raíces o tensar los folículos.
En cambio, experimenta con el cabello recogido: una cola de caballo o un moño sencillo se ven ordenados y requieren muy pocos productos. También puedes simplemente dejarte el cabello suelto y ponerte una diadema.

Trata o tiñe tu cabello con moderación, si lo haces. Teñir y tratar el cabello puede quitarle mucho. Las personas que optan por el estilo al natural a menudo no experimentan el problema de tener el cabello seco, dañado o demasiado tratado.
Si te tiñes el cabello, trata de hacerlo de vez en cuando. Toma un descanso de los tintes y dale a tu cabello un breve respiro. Verás que responderá favorablemente.

Come sano. Las vitaminas correcta harán una cabellera bella y hermosa. Puesto que el cabello está hecho de proteínas, asegúrate de llevar una alimentación balanceada rica en proteínas magras, granos integrales, frutas y verduras. Una dieta saludable asegurará un mejor aspecto y mejor sensación en el cabello.
Asegúrate de obtener suficiente vitamina C (fortalece el cabello), hierro (ayuda a transportar oxígeno a los vasos sanguíneos), zinc (lo hace crecer y repara el tejido) y ácidos grasos omega 3 (lo hacer crecer sano).
Dale un poco de tiempo a tu cabello para que muestre su nuevo brillo. Tu alimentación no marcará una diferencia inmediata en tu cabello actual, pero te ayudará con el nuevo cabello que crecerá en el futuro.
Elimina el estrés de tu vida. Los factores de estrés físico y mental no dejarán que tu cabello alcance su máximo potencial. El estrés puede causar la pérdida del cabello, así que trata de no dejar que te venza. Buscar momentos de emoción que sean saludables para el estrés: el yoga, el ciclismo, la meditación u otras formas de ejercicio. Todas sirven.


Mascarillas para pelo reseco


Las mascarillas caseras para hidratar el pelo seco
Con ingredientes que todos tenemos en casa es muy fácil nutrir nuestro cabello de forma natural

Mascarillas para el pelo seco.


Tras los excesos del verano, llega el momento de volver a mimarse y dedicarse tiempo, sobre todo en aspectos tan importantes como la piel y el pelo.

Es común que el sol, el cloro o el agua del mar causen más sequedad en nuestro cabello. Por lo general, es aconsejable sanear las puntas acudiendo a la peluquería, pero además, podemos brindar de una hidratación extra a nuestra melena sin gastar demasiado dinero. Los productos naturales que tenemos en casa, se convierte en una primera materia excelente para nutrir el cabello.

Mascarilla de huevo y aguacate


Batir un huevo, una cucharada de aceite de oliva extra virgen, dos cucharadas de mayonesa y un poco de aguacate. Hazte una cola baja y aplica el mejunje sobre el pelo seco de la mitad hacia las puntas. A continuación, tápalo con papel de plata y aplícate el aire del secador a temperatura media durante unos diez minutos. Después, deja reposar media hora y a continuación, lávate el pelo de forma normal.
Esta nutriente mascarilla puedes aplicártela cada diez o quince días.

Mascarilla de almendras contra el encrespamiento



En un recipiente de madera o de plástico mezcla aceite de almendras junto a un huevo y un poco de aguacate. Luego, aplícate la muestra sobre el cabello seco y cúbrelo con un film de plástico durante una media hora. A continuación, lávate el pelo de forma normal y utiliza abundante agua para aclarar.

Tomate para mimar el cabello maltratado


Tritura un tomate entero y añade dos cucharadas de aceite de maíz. Revuélvelo hasta que quede una buena mezcla. Aplícate la mascarilla sobre el pelo húmedo y déjalo actuar durante al menos media hora. Ahora, ya puedes lavarte el pelo (utiliza un champú de hierbas) y utiliza abundante agua para aclarártelo.

Aloe vera contra la caída del cabello



Coge dos o tres hojas de aloe vera a la noche para utilizarlas por la mañana. Abre las hojas y recoge el gel del aloe en un recipiente de vidrio. Añádele una cucharadita de miel. Después de lavarte el pelo con un champú suave y secar un poco con la toalla, coloca la mascarilla de aloe y masajea el cuero cabelludo. Deja actuar durante 20 o 30 minutos y retírala con agua. Puedes aplicarte esta mascarilla entre tres y cuatro veces a la semana


Como preparar mascarilla de maicena y leche

Qué necesitas?

2 cucharadas de maizena

3 cucharadas de leche

2 cucharadas de polvo de arroz

1 cucharada de miel
¿Cómo preparar la mascarilla de maizena y leche para el rostro?
Mezcle la maicena, la leche y el polvo de arroz en un tazón. Además, agregue miel para obtener una consistencia pastosa.
Lávese la cara o límpiela para eliminar impurezas o células muertas.
Seque con un trapo limpio y aplique la máscara uniformemente en un movimiento circular.
Después de 15 minutos, enjuague con agua.
En lugar de mezclar todos estos ingredientes, puede solo agregar un poco de leche con almidón de maíz y aplícalo sobre la cara.


                Mascarilla de maizena y miel 

Qué necesitas?

2 cucharadas de almidón de maíz

1 cucharada de miel

3 cucharadas de leche
¿Cómo preparar?
Mezcle todos los ingredientes enumerados en un recipiente
Aplique la mezcla de maizena en la cara previamente lavada
Déjelo sobre la piel durante 15-20 minutos
Luego enjuague con agua temperatura ambiente    

mascarilla  de maizena y limon


¿Qué necesitas?

1 cucharada de almidón de maíz

2 cucharadas de jugo de limón

1 cucharada de cúrcuma

1 cucharada bicarbonato de sodio

Agua de rosas
¿Cómo preparar y aplicar?
Mezcle los ingredientes listados en un tazón limpio
Lave su cara antes de la aplicación
Aplíquelos sobre la piel de manera uniforme
Si tienes imperfecciones en el acné, úsala como un tratamiento localizado
Deje que se seque naturalmente y enjuáguelo con agua fría

mascarilla de maizena y zanahorias

Las vitaminas en la zanahoria ayudan a reponer la piel y el almidón de maíz se une a la piel y reduce los poros también, mientras que el ácido láctico que se encuentra en las cremas agrias ayudará a aclarar la piel.

Los tres ingredientes anteriores tienen la capacidad de combatir los signos del envejecimiento, la flacidez de la piel y las arrugas o puntos negros y también los puntos blancos, así que esto es lo que debes hacer.

¿Qué necesitas?

Una gran zanahoria rallada y convertida en pulpa

Una cucharada de almidón de maíz

Una taza de crema agria
¿Cómo preparar y aplicar?
Mezcle los tres ingredientes y espere un momento
Déjelo en la cara después de solicitar media hora
Cuando termine media hora, lávelo con agua tibia
Hidrata tu piel con tu crema para la piel favorita
Haz esto tres veces a la semana


mascarilla de maizena y agua

La simple mezcla de maizena con agua es ideal para combatir los problemas de la piel grasa.

¿Qué necesitarás?

2 cucharadas de maicena

100ml de agua
¿Cómo preparar?
Mezcla la maizena con 50 ml de agua hasta disolver totalmente
Coloca a hervir los 50 ml de agua restante y cuando esté hirviendo agregasla mezcla anterior removiendo lentamente hasta que quede homogéneo
Debes lavar muy bien tu rostro y secar con una toalla suave
Aplica la mascarilla con la ayuda de una brocha de maquillaje con movimientos de arriba hacia abajo
Deja secar por 15 minutos
Retira con agua a temperatura ambiente
Utiliza esta crema de maicena más de dos veces por semana y podrás notar un cutis más joven en poco tiempo.

Como eliminar las estrias .tratamientos y trucos naturales que si funcionan



Las estrías son las decoloradas líneas o rayas formadas sobre la piel como resultado del rápido estiramiento de la piel o los cambios de peso. Son visible principalmente en el abdomen debido al embarazo o la obesidad.


Aparecen debido a cambios hormonales relacionados con el embarazo, la pubertad, la terapia de reemplazo hormonal, etc. He aquí algunos remedios naturales para combatir las estrías rápidamente.


Remedios caseros para las estrías

Es natural que toda mujer desarrolle estrías en algún momento de su vida. su apariencia no agrada a muchas mujeres , A pesar de que son naturales  por ello te presentamos 15 remedios caseros que pueden mejorar la apariencia de estas líneas y de toda la piel en general.

Aceite de ricino




El aceite de ricino es considerado un tratamiento curativo para problemas de la piel, como las verrugas, las manchas oscuras, las arrugas, los granos y las líneas de expresión. ¿Cómo se usa para tratar las estrías? Bien, se puede aplicar el aceite de ricino directamente sobre las estrías. Masajéelo con movimientos circulares durante 15 minutos. Después de masajear, envuelva el área afectada con un fino paño de algodón limpio.

Ahora, aplique un poco de calor con la ayuda de la almohadilla eléctrica o una bolsa de agua caliente. Continúe el proceso durante 30 minutos al día durante un mes para obtener mejores resultados.




Jugo de limón





El jugo de limón es otro tratamiento fácil para las estrías. El ácido presente en el jugo de limón ayuda a reducir las estrías, el acné, las lesiones de la piel y las cicatrices. Exprima el jugo de algunos limones. Masajéelo suavemente durante 10 minutos en un movimiento circular sobre las estrías. Limpie el área afectada con agua tibia.

También se puede mezclar un poco de jugo de limón con jugo de pepino. Aplique esta mezcla directamente en el área afectada.




Claras de huevo





Para deshacerse de las estrías, las claras de huevo son beneficiosas ya que son ricas en proteínas y aminoácidos. Extraiga las claras de dos huevos. Bátalas con la ayuda de un tenedor. Después lave la zona afectada con agua limpia, aplique una capa gruesa de claras de huevo con la ayuda de un pincel. Deje secar de 5 a 10 minutos y enjuague con abundante agua fría. Después de esto aplique un poco de aceite de oliva para humectar la piel. Continúe con este proceso a diario durante dos semanas para obtener mejores resultados.




Aceite de lavanda, aceite de almendras, y aceite de manzanilla





Prepare una mezcla de aceites ricos en vitaminas mezclando dos cucharadas de aceite de almendras, media cucharadita de aceite de lavanda y media cucharadita de aceite de manzanilla. Revuelva bien la mezcla y aplíquela sobre las estrías.



 Aceite de oliva





El aceite de oliva es rico en antioxidantes y nutrientes que son efectivos para los trastornos de la piel. Para curar las estrías, caliente ligeramente el aceite de oliva. Frótelo suavemente en el área afectada. Con esto, la circulación sanguínea mejorará y las estrías se reducirán.



 Jugo de papa





El jugo de papa es rico en minerales y vitaminas. Promueve la restauración y el crecimiento de células de la piel. Rebanar una papa de tamaño mediano. Tome una de las rodajas de papa y frótela suavemente sobre las estrías durante unos minutos. Cuando el jugo se seque, lave la zona afectada con agua tibia.




Azúcar





El azúcar lo usamos como exfoliante natural en la piel. Es uno de los mejores remedios caseros para deshacerse de las estrías. Tome una cucharada de azúcar. Añádale unas gotas de aceite de almendras y jugo de limón. Revuelva bien y aplique directamente sobre las estrías. Frote durante 8-10 minutos y luego, tomar una ducha. Continuar a utilizándolo durante un mes más o menos, hasta que las estrías se desvanezcan.




 Albaricoques





Tome de dos a tres albaricoques. Córtelos y saque sus semillas. Macháquelos hasta formar una pasta. Aplique la pasta directamente sobre las estrías. Déjela por 20 minutos. Luego, enjuague con agua tibia. Siga el proceso durante un mes y ver los prometedores resultados.




Hojas de alfalfa





Hojas de alfalfa contienen aminoácidos, que son eficaces para mantener la salud adecuada de la piel. Son ricas en vitamina E, K y proteínas, que ayudan a mejorar el tono del cuerpo. Tienen agentes anti-fúngicos que desintoxican la piel. Tome un poco de alfalfa en polvo y mézclela con unas gotas de aceite de manzanilla para formar una pasta. Frote suavemente la pasta sobre la zona afectada tres veces al día.




 Agua


El agua es conocida por transportar oxígeno y nutrientes a todas las partes del cuerpo. Para prevenir diversos problemas de la piel, beber agua ayuda mucho. Para deshacerse de las estrías se requiere una piel bien hidratada con el fin de permitir la desintoxicación regular de poros de la piel.

Es el remedio más rápido para curar las estrías. Beba 10 vasos de agua al día para lograr una piel suave y mantener un cuerpo hidratado.

 Glicerina y limón

El limón es rico en ácido cítrico. Ponga 1-2 gotas de glicerina en limón. Frote el limón sobre la zona afectada suavemente. Repita el proceso dos veces al día. No sólo reducirá las estrías, sino que también mantendrá la piel hidratada.

Áloe vera

El áloe vera es considerado como el remedio homeopático más eficaz para las estrías y otros varios problemas de la piel. Es conocido por sus propiedades curativas y calmantes. Aplique áloe vera directamente sobre las estrías. Después de unos minutos, límpielo con agua tibia.

Otra opción es tomar un cuarto de taza de gel de aloe vera. Extraiga el aceite de 5 cápsulas de vitamina A y 10 cápsulas de vitamina E. Mezcle ambos aceites con el áloe vera. Frote esta mezcla con cuidado sobre la zona afectada hasta que sea absorbida completamente. Para mejores resultados, aplique esta mezcla diariamente.




Aceite del árbol del té

El aceite del árbol del té posee propiedades anti-virales, antibióticas y anti-inflamatorias. Es eficaz para todos los tipos de problemas de la piel. Tome un poco de aceite de árbol del té y masajéelo suavemente sobre la zona afectada.




Manteca de cacao

La manteca de cacao es famosa por sus propiedades anti-arrugas y anti-envejecimiento. Ayuda a mejorar la circulación de la sangre, lo que reduce las estrías. Masajee la zona afectada con manteca de cacao al menos dos veces al día. Repita el proceso durante dos meses y note como se reducen las cicatrices.

También mezcle media taza de manteca de cacao con una cucharada de aceite de germen de trigo, una cucharadita de aceite de semilla de té, dos cucharaditas de cera de abejas rallada y aceite de vitamina E. Caliente la mezcla hasta que la cera se derrita. Aplíquela en las estrías dos veces o tres veces al día. La mezcla puede ser almacenada en una caja sellada en el refrigerador.

 Vitamina K

La vitamina K es útil para prevenir cicatrices en la dermis. La vitamina K está presente en los vegetales verdes, como la col, las cebollas primavera, los pepinos en vinagre, etc. Prepare una ensalada de todas estas verduras y consúmala a diario para deshacerse de las estrías.